Haciendo memoria de la Familia ACI

INTRODUCCIÓN

Quiero empezar esta charla centrándola en el título que le hemos dado “Haciendo Memoria”.
¿Qué entiendo por “Hacer memoria”?
Sabemos que la memoria es la capacidad que tiene el hombre de recordar, la memoria es “la sede de los recuerdos”. Hacer memoria será por tanto RECORDAR.

Pero además, en el leguaje religioso, hacer memoria es recordar algo haciéndolo presente, reviviéndolo. Recordad en la última Cena Jesús que dice “haced esto en memoria de mí”,  y así cada celebración de la Eucaristía es “Memorial de la muerte y resurrección de Jesús”, recordamos y hacemos presente el misterio de muerte y resurrección.
Hoy al “hacer memoria” de la Familia ACI para iniciar esta Asamblea, queremos recordar y revivir, el camino recorrido.

Y todavía añadiría un matiz, quisiera que fuera “memoria agradecida”. Un recuerdo agradecido.
Me parece importante que nos situemos en esta perspectiva, porque esta Asamblea ha sido convocada con el fin de responder a una llamada del Espíritu, es un encargo que la última Congregación General hizo a la Superiora General. Además la Asamblea tiene como lema “La Familia ACI, un don del Espíritu”.
Para apreciar más este don,  este regalo del Espíritu, nos puede ayudar recordar su historia, su génesis.

El PUNTO DE PARTIDA

El punto de partida  de lo que hoy llamamos Familia ACI, se sitúa en el año 1997. Es una de las decisiones de la Congregación General XVI celebrada en Roma del 2 febrero al 13 de marzo 1997.
En ella se decide iniciar la creación de la Familia y se describen unas pautas comunes,
Este fue el inicio, en 1997, pero “las semillas de esta vida nueva” las encontramos mucho antes, ya desde 1987 en la CGXIV  y se iran precisando más en 1992 en la CGXV  (cf carta Rita Burley 28-12-1997).
Por eso en la primera parte de esta charla querría contaros lo que aconteció durante ese periodo de tiempo, entre 1987 hasta 1997. Recordar el “Antes”, para ver cómo se fue generando esta Familia de laicos ACI.
En la segunda parte hablaremos del “Después”, es decir de  la historia de 12 años de existencia de la Familia ACI, cómo se ha ido desarrollando a partir de esa fecha.
Tendréis, después de un tiempo de reflexión personal, un taller para compartir, vuestra historia en la Familia ACI, y la de la Provincia que representáis.

1.-  EL “ANTES”

Si nos remontáramos al tiempo de Santa Rafaela, nos atreveríamos casi a decir que ya existía la Familia ACI.
Sabemos que en Madrid desde 1879, una mujer sencilla, la señora Paca, portera de una casa vecina, comienza a convocar otras vecinas para “Adorar al Señor expuesto en la capilla de las Esclavas”. Y unos años más tarde también se dará comienzo a las Congregaciones Marianas, ACI. Los profesores de los colegios seguramente han sido Esclavas durante bastante  tiempo, habrá que esperar todavía algunos años más para encontrar laicos.
Pero ahora nos vamos a centrar en el ANTES que son los 10 años desde 1987, porque de alguna manera se está gestando durante este período la futura Familia ACI.
Intentaré daros algunos datos

1.1    CG XIV en 1987

En 1987 en la CGXIV se escribe un documento importante para nosotras que lleva como título “Líneas de Pastoral”,  y que marca los Desafíos fuertes de nuestro trabajo pastoral de evangelización.

Dice el Documento:
 A través de las evaluaciones que se han hecho sobre la acción pastoral que se realiza en las distintas Provincias del Instituto, se nos han presentado a la CC GG una serie de hechos […] que constituyen un desafío, para toda nuestra labor pastoral, […] a continuar impulsando o a reaccionar ante nuestras omisiones.

El Documento va desarrollando estos hechos o aspectos y uno de ellos, el que se refiere al sentido eclesial de todo nuestro trabajo pastoral habla de:

“integrar  a los laicos en la acción pastoral, valorando su puesto en la Iglesia” y  la riqueza espiritual que pueden aportar”
(cf CGXIV  “líneas de pastoral” p.47 y 48).

Se va retomando en las distintas obras en las que trabajamos las Esclavas: los colegios, las Residencias Universitarias, las casas de Ejercicios, trabajo en parroquias, movimientos eucarísticos, los grupos juveniles y otras comunidades cristianas, y en cada una de ellas el documento va insistiendo y repitiendo lo mismo “integrar a los laicos, valorar su puesto en la iglesia, la riqueza espiritual.

Para ser más concreta voy a leer algunas citas:

•    II Educación
“Potenciar la participación de los laicos en la pastoral de nuestras obras educativas, ofreciéndoles una formación gradual y sistemática y contando con ellos para los pasos concretos que se van a
Reconociendo, en la práctica, el puesto que tienen en la Iglesia
Para que sean agentes evangelizadores en la comunidad educativa
(Líneas de Pastoral 12)

•    III Residencias y Colegios Universitarios
Buscar, con los jóvenes, caminos que les conduzcan a su integración en la vida de la Iglesia.
Fomentando el diálogo pastoral Iglesia-mundo universitario y todo lo que ayude a los jóvenes a sentir que son Iglesia.
Para que lleguen a experimentar que la comunidad eclesial es lugar de participación.                                                               (Líneas de Pastoral 19)

•    IV Centros de Espiritualidad
Promover, en y desde nuestros Centros de espiritualidad, la formación y colaboración activa de los laicos
A la luz de las orientaciones de la Iglesia a partir del vaticano II, y compartiendo con ellos nuestra espiritualidad.
Para que puedan prestar su servicio en la comunidad eclesial, según la gracia y los carismas que han recibido                             (Líneas de Pastoral 27)

•    V Movimientos eucarísticos, grupos juveniles y comunidades cristianas
Seguir con los grupos un proceso gradual de acompañamiento personal y grupal.
De forma que…lleve a las personas a un compromiso evangelizador.
Para que se hagan progresivamente responsables de anunciar la Buena Noticia en su ambiente.                        (Líneas de Pastoral 35)

•    VI Parroquias
Acrecentar en nosotras el sentido eclesial promoviendo y potenciando la misión de los laicos.
Desde una Iglesia: sacramento de comunión, servidora, liberadora, universal, abierta a los signos de los tiempos.
Para lograr que las comunidades cristianas comprometidas sean fermento de transformación en la Iglesia en el mundo de hoy                   (Líneas de Pastoral 37)

En los 5 años siguientes, de1987 a 1992 las Esclavas fuimos poniendo en práctica estas líneas de pastoral en todo nuestro trabajo apostólico.
Llegamos a la CGXV en 1992

1.2     CGXV en 1992

El tema de esta Congregación General fue “La Nueva Evangelización”, retomando una expresión de Juan Pablo II.

Se trataba para nosotras de una nueva exigencia: anunciar a Jesucristo a un mundo en el que resonaban con fuerza para nosotras dos clamores: la INJUSTICIA y LA INDIFERENCIA ANTE DIOS.

En el Documento que se escribe entonces para el Instituto, se hacen varias opciones y una de ellas, la que nos interesa para el tema nuestro de hoy es:

•    Ser Iglesia de comunión y participación que anuncia a Jesucristo.

y se concretizaba en unos puntos que se nos invitaba a poner en práctica; uno de ellos dice:

•    “Apoyar los procesos de crecimiento y participación activa de los laicos y especialmente de la mujer, en la sociedad y en la Iglesia”
(CGXV Documento “la nueva Evangelizacion p.43)

Quisiera subrayar las palabras “participaciòn” y “comuniòn”, que luego desarrollaré.

Además esta Congregación General trató la cuestión de los “Movimientos Laicales” y dio un Decreto 10  sobre laicos. Este Decreto, muy bien estructurado tiene tres partes:

•    En la primera parte se sigue insistiendo en el aspecto de compartir el carisma y la espiritualidad con los laicos:
“Promover grupos de laicos, y donde ya existen potenciarlos, que deseen compartir nuestro carisma y espiritualidad, desde su identidad laical.

•    Otro aspecto del Decreto es el del intercambio y la comunicación con el fin de ir haciendo camino juntos
…Conviene abrir cauces de comunicación y orientación para compartir experiencias, reforzar el sentido de cuerpo en todo el Instituto…

•    Tercer aspecto del Decreto es estudiar cómo crear un movimiento de laicos con carácter internacional.
…Vaya estudiándose, a nivel General, la posibilidad de crear un movimiento de laicos con carácter internacional.

Al crear la Familia ACI, como Movimiento de laicos de espiritualidad ACI, lo que se pretende, entre otras cosas, es crear la comuniòn, la interrrelaciòn, entre los grupos de laicos que ya existen en el Instituto y los nuevos que vayan surgiendo; es hacer de ellos un cuerpo universal, es dar una estructuraura a todos aquellos grupos que partician de la espiritualidad y del carisma ACI.

1.3  Reunión Intermedia en octubre de 1994

Se sigue avanzando a lo largo de los años siguientes y en la Reunión Intermedia (la que media entre dos Congregaciones Generales), que se tiene en Japón en octubre 1994. se evalúa lo referente a lo establecido en la CG sobre la Nueva Evangelización se decide formar un Equipo de trabajo formado por tres Hermanas, que empiece a estudiar el cómo crear el Movimiento de Laicos que deseamos.
Para poner en marcha este trabajo hay tres cartas de la H. Rosario Lleó, entonces Superiora General:

•    26 de enero de 1995 pide nombres para ese Equipo.

•    mayo 1995 queda formado el Equipo y aunque el deseo de Rosario era que se reunieran pronto no será posible hacerlo (razones de fuerza mayor) hasta casi un año después.

•    10 de febrero de 1996 en carta a las Provinciales les comunica que desde el día 7 el Equipo o  Comisión, está trabajando con el equipo general.
Entre otras tareas quieren recopilar datos de los grupos laicales que ya existen en cada Provincia y se envía a cada Provincial un cuestionario.
Esta “Comisión de Laicos” estudia el modo de tratar este tema y decide hacerlo en base a:
–   los grupos o asociaciones con las que ya trabajamos en las Provincias
–   las personas que manifiestan interés  por un mayor compromiso
Elabora unas pautas en un documento que lleva por título “Movimiento laical con carácter Internacional” y prepara el material para trabajar en las comunidades (unos cuestionarios L2 L5 L6) y enviarlo a las  C. Provinciales  de julio y agosto de 1996, este trabajo de los cuestionarios se lleva a la CG XVI como instrumento de trabajo. Llegamos así a febrero de 1997.

1.4     CG XVI 1997

Como hemos dicho al principio, es en la CGXVI en donde se decide iniciar la Familia ACI, como Movimiento de Laicos,  de espiritualidad y misión ACI. Se dan dos Decretos a este respecto. Uno de ellos es el que establece los criterios de pertenencia a la familia ACI, el n° 3, el otro se referirà a laicos con un mayor compromiso.

El Decreto 3  que dice:

La Congregación General ve la necesidad de que se inicie la creación de la Familia ACI de laicos, con carácter internacional que integre los diferentes grupos de laicos nacidos en el Instituto precedentemente, respetando su identidad y autonomía.

y se describen unas pautas comunes, desde lo propio nuestro, lo propio de las Esclavas las ACI, que hablan de:

•    Vivir la reparación
•    Conocer la figura de Santa Rafaela María y su espiritualidad
•    Realizar algunas actividades como compromiso apostólico
•    Potenciar la vocación laical como miembros de la Iglesia
•    Mantener relaciones de cercanía con alguna comunidad
(CG XVI Decreto nº3).

En esta fecha nace la Familia ACI como tal, y su IDENTIDAD se recoge en el pequeño folleto que manejamos hasta hoy, que lleva como titulo “La Familia ACI”.

2. EL  “DESPUES”

2.1 La puesta en marcha :

Diciembre 1997

Para la puesta en marcha, la H. Rita escribe a todo el Instituto, el 28 de diciembre 1997, fiesta litúrgica de la Sagrada Familia, para explicar cómo poner en marcha el deseo de la última CG.

En la primera parte de esta carta hace “Memoria” del recorrido histórico que yo acabo de desarrollar.

En la segunda parte, a partir del párrafo 5º, explica la manera còomo vamos a proceder e invita a las Hermanas que acompañan los diversos grupos de laicos a:

•    Discernir con ellos si responden a las características del Decreto 3
•    Decidir si desean formar parte de la Familia ACI como  grupo
•    Comunicarlo en los primeros meses del año 1998
•    Iniciar este “nuevo camino de comunión en el Instituto” en el mes de abril

Termina encomendando esta iniciativa, rica de esperanza, a Santa Rafaela María; “ella que quiso hacer del Instituto una familia Unida, que ahora abre los brazos a todos los que quieran compartir su espíritu y misión” (CG XVI, p.44)

“…El documento “Vita Consecrata” reconoce, con gozo, que no pocos Institutos han llegado a la convicción de que su carisma puede ser compartido con los laicos (nº54). Desde la perspectiva de una Iglesia de comunión anima a recorrer estos caminos, en orden a un enriquecimiento mutuo y a un mayor servicio apostólico….

La CG hace suyos estos planteamientos de la Iglesia y nos llama a “aunar esfuerzos, en actitud de colaboración e intercambio…Decide la creación, no de un movimiento , sino de la familia ACI, como una nueva expresión de comunión, de este caminar juntos con los laicos, invitándoles a participar de manera más intensa en la espiritualidad y la misión del Instituto…”

Me parece muy significativo recordar que, anteriormente a esta carta, la H. Rita había escrito el 1 de diciembre de 1997 a la Unión Adoradora y a las Hermanas encargadas de las Asociaciones de Adoradoras, porque la CG se preocupó de una manera particular de ellas al crear la Familia ACI y dejó este encargo. Se dirige a ellas primero y en particular y les invita a hacer parte de Familia ACI comunicándoles la decisión de la CG XVI. Esto muestra la importancia que tiene este grupo para el Instituto y que no podemos olvidar, con su matiz propio de la Adoración.

Mayo 1998

Primera Carta de la Superiora General el 19 de mayo a la Familia ACI, va dirigida a todos los grupos que han pedido la incorporación. En ese momento han pedido la incorporaciòon los siguientes grupos:

AGOSTO 1998

Julio 1998

Se crea una Comisión Internacional Familia ACI que se reúne en Roma con el Equipo General y elaboran los primeros documentos, base para empezar a caminar.

•    Documento Familia ACI
•    Líneas de Formación
•    Esbozo de “Proceso de Formación”
•    4 Artículos de Formación sobre Santa Rafaela
•    Organigrama
•    Funciones de la Comisión Internacional
•    Encuentros internacionales del 2000
•    Lista de grupos actuales
•    Cartas enviadas a las Hermanas que acompañan grupos y a los miembros de la Familia
•    Ficha de inscripción de los grupos

2.2   Momentos más significativos que han impulsado la Familia ACI

1999    Se edita el primer Boletín Familia ACI

2000 Carta de la H. Rita del 12 de marzo 2000, después de la Reunión Intermedia en Roma, en la que dedica un párrafo a “nuestro caminar con los laicos”  y evalúa el camino hecho.

“La creación de la familia ACI ha sido una gracia para el Instituto al descubrir el valor eclesial del carisma y el deseo de los laicos de compartirlo… está ayudando a su corresponsabilidad en la Iglesia… nos plantea retos… es necesario impulsar la formación de los miembros para que conozcan más la espiritualidad…clarificar la identidad y pertenencia… “

Encuentro Internacional en Pedro Abad de la familia ACI en febrero

2001   Se edita en diciembre el 4º y último Boletín Familia ACI

2002  En la CG XVII se da un nuevo Decreto sobre la Familia ACI, que amplía los criterios de admisión a la misma.

Segunda Carta de la Superiora General 8 de abril 2002 después de la CG participando de ella a la Familia ACI.

“El motivo de esta carta es comunicaros algo de lo que vivimos y tratamos en la última Congregación General sobre la Familia ACI. ..Durante la CG habéis estado muy presentes en varios momentos…el deseo de abrir más la Familia ACI a las personas que actualmente no pueden incorporarse a ella según los criterios de pertenencia que tenemos y hemos querido ampliarlos de modo que puedan abrirse a otros….”

Carta de la Superiora General del 21 de septiembre a las Provinciales invitándolas a iniciar una participación de los laicos/as en la redacción del Boletín y su traducción.

2004   Carta de la Superiora General del 25 de octubre 2004 a los miembros de las Asociaciones de Adoradoras al comienzo de la celebración del año de la Eucaristía enviándoles los estatutos de la Asociación renovados y aprobados.

2005 Carta de la Superiora General a las Hermanas, el 8 de mayo  2005, después de la Reunión Intermedia en Filipinas.

La familia ACI ha “prendido”, sigue creciendo, se trabaja con mucha vida y va haciendo su camino de consolidación en cuanto a su identidad y misión…sentimos con mucha convicción que deberíamos favorecer mucho más el protagonismo  de los laicos en cuanto a la formación, su identidad y la misión apostólica…Os invito en diálogo con ellos a ir creando estructuras de participación que hagan real su responsabilidad para la Familia ACI y que progresivamente vaya adquiriendo su sana autonomía como Movimiento laical….

2006  Celebración en Roma, del 28 de enero al 2 de febrero de 2006, de la Asamblea de la Eucaristía con la participación de 25 laicos de todas las Provincias del Instituto representantes de la Familia ACI .

Carta y pauta de trabajo para las Congregaciones Provinciales preparando la CG XVIII

Tercera Carta de la Superiora General a la Familia ACI el 18 de septiembre:

“No quiero dejar pasar más tiempo sin comunicarme con vosotros, queridos miembros de la familia ACI…aún tengo presente la experiencia compartida en nuestra Asamblea de la Eucaristía en Roma…especialmente que más allá de las culturas y distancias, buscamos responder a Cristo que nos llama a colaborar con Él en la reconciliación del mundo roto…Un momento importante fue la lectura de las propuestas elaboradas por los laicos que participaron…ponen en evidencia la necesidad de realizar una labor coordinada a nivel nacional, internacional y de formación-acción…En lo que va de año hemos tenido algunas peticiones de incorporación a la Familia ACI. En cada una se expresa no sólo el deseo de formar parte de nuestra Familia, sino la necesidad de vivir la espiritualidad de santa Rafaela María, hecho que nos lleva a pensar que tenemos una gran riqueza para compartir…”

2007   En la CGXVIII se aprueban tres textos relativos a la Familia ACI

•    El Decreto 7
•    La Recomendación sobre una Asamblea de la Familia ACI,
•    En el Documento  que lleva como título “como pueda y si no con oraciones, hacer por que lo conozcan y lo amen”, y que recoge nuestras convicciones para evangelizar, una de ellas dice:

“Valorar y acompañar la familia ACI como un don del Espíritu para el Instituto” (p. 56)

2008  Cuarta Carta de la Superiora General a la Familia ACI el 31 de febrero sobre la Celebración de una Asamblea Internacional y la formación de una Comisión para organizarla

2009   Cartas de la Superiora General a las Hermanas y a la Familia ACI con el trabajo para preparar la Asamblea

2.3    Evolución de la Familia ACI entre 1998 y 2009

Podemos verlo en el  Power Point, que se adjunta. Debajo tenemos los dos gràficos que corresponden a los grupos en agosto de 1998 y los de hoy, en marzo de 2009 (Falta un grupo nacido recientemente en Londres).

AGOSTO 1998

MARZO 2009

2.4    Crecimiento de la Familia

Podemos decir después de ver estos gráficos, que hay grupos que permanecen, aquellos que existían anteriormente a 1997: Asociaciòn de Adoradoras, de Antiguas Alumnas, Grupos ACI, Grupos Cor, Comunidades Cristianas. Pero lo que màs se desarrolla en estos 12 años  son esos grupos nuevos que llamamos “otros grupos”, de personas cercanas a nosotras Esclavas, que han ido pidiendo entrar en la Familia ACI y que se identifican con ella a través de las líneas descritas en el documento de 1998 sobre la IDENTIDAD

Estos gràficos presentan la evoluciòn de la Familia ACI en numeros a través de las diferentes Provincias. Los nùmeros tienen una importancia relativa, hay que leerlos desde lo que realmente significan, Si hay nuevos grupos que piden la incorporaciòn a la Familia ACI quiere decir que el carisma de Santa Rafaela Maria està generando nueva vida.

CRESCIMENTO DE LA FAMILIA ACI

Hay otros datos que nos permiten decir que el crecimiento ha sido diverso en cuanto a capacidad de reunirse, de implicar a laicos en comisiones, diverso en Celebraciones, en posibilidades de Formaciòn. Durante el resto de la mañana tendréis un tiempo de reflexión y oración personal. Después un taller para compartir vuestra historia en la Familia ACI y la de la Provincia que representáis que os permitirá, con el telón de fondo de la memoria agradecida, adentraros en la historia más concreta de la vida de las Provincias.

En Conclusiòn la pregunta que os lanzo es ¿Cuales son los desafios hoy para la familia ACI hoy?  ¿Cual es el “plus”? porque si hemos llegado hasta aqui y aparecen tantos grupos nuevos, tantas personas que se identifican con el carisma de Rafaela esto significa que el carisma es portador de Vida. Esto es un gran signo de esperanza de cara al futuro.